La administración establece tres tipos de seguros que prácticamente todo autónomo está obligado a contratar: seguro de responsabilidad civil, seguro de convenio y seguro de vehículos. Conocerlos y entender sus funciones puede ayudar a reducir costes a la hora de contratarlos.

Los profesionales autónomos realizan su actividad lidiando día tras día con una serie de riesgos. Unos riesgos inherentes a su condición de trabajador por cuenta propia, como la pérdida del patrimonio personal o los daños sufridos en el establecimiento.

En este sentido, la propia ley vigente obliga al colectivo a asegurar ciertas coberturas para dotarlo de seguridad jurídica, por lo que dentro de las partidas de gastos que tiene cualquier trabajador por cuenta propia debe tenerse en cuenta los costes que entraña el bloque de seguros obligatorios.

Seguros obligatorios para autónomos

Las administraciones obligan a los autónomos a contar con ciertos seguros hasta el punto de no poder ejercer su actividad si no los tienen contratados. Además, carecer de ellos podría suponer, en caso de siniestro, graves riesgos económicos.

Seguros para autónomos que puedan causar daños con su actividad

Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es la póliza que responderá de los daños civiles que pueda provocar un negocio en el desarrollo de su actividad. Es decir, este seguro está destinado a cubrir los posibles errores que un autónomo o su personal contratado puedan cometer en su proceso de trabajo.

En determinados casos no es obligatorio. No obstante, los expertos aseguran que es uno de los seguros más recomendables a contratar, ya que cualquier contingencia en este sentido puede suponer un coste económico capaz de hundir a un pequeño negocio.

Ejemplos de obligatoriedad se ven en profesiones como los instaladores de gas o electricidad; pasando por abogados, economistas o asesores; o, por supuesto, autónomos con establecimientos de cara al público.

Seguro multirriesgos

Estos seguros cubren a los locales donde se ejerce la actividad. Es imprescindible y básico disponer de un seguro contra incendios. Muchas compañías ofrecen seguros multirriesgos o integrales que abarcan desde el incendio hasta los robos, los daños en las mercancías, Si el local es arrendado, el propietario del mismo suele imponer ya determinados seguros en el contrato de alquiler.

Seguros para autónomos con empleados

Seguro de convenio

El seguro a los trabajadores marcado por el convenio colectivoestá destinado a los autónomos con empleados a su cargo, ya que tienen una responsabilidad sobre ellos.

Estos seguros suelen cubrir una indemnización por accidente, incapacidad permanente y muerte, aunque cada uno de los convenios señala las coberturas obligatorias. Los capitales a asegurar también se encuentran expresamente determinados para cada colectivo de trabajadores.

No disponer de este seguro, de obligada contratación por el Convenio Colectivo, es un incumplimiento de las obligaciones de la empresa con los trabajadores que puede ser considerado una falta muy grave, con multas de 6.251 euros hasta 187.515 euros.

Además, de no contar con este seguro, el autónomo tendría que asumir el pago de la indemnización al trabajador.

Seguros para autónomos con vehículo profesional

Seguro de vehículos

Como cualquier persona que disponga de un automóvil o cualquier otro tipo de vehículo, los autónomos también están obligados a asegurar su vehículo profesional con el que ejercen su actividad.

El seguro más básico es el Seguro de Terceros, que cubre únicamente los daños que pudiera causar a otros en caso de accidente. Aunque siempre es recomendable, si la coyuntura económica del negocio lo permite, contratar un seguro a todo riesgo.

En caso de poseer varios vehículos, existen seguros de vehículos para flotas que suelen comportar descuentos en las pólizas.

Otros seguros no obligatorios

Existen otros tipos de seguro que no son obligatorios pero que son realmente interesantes y necesarios para los autónomos:

– Seguro de Accidente y baja laboral

– Seguro de jubilación

– Seguro de salud

– Seguro de vida

 

Fuente: autonomosyemprendedor.es